miércoles, 31 de enero de 2018

Por dónde se cuelan los cochinos...

Ayer charlaba con mi buen amigo Fernando, "patrón" de la prestigiosa orgánica SpanisHunters sobre este fin de semana pasado de caza.
Me contaba con una mezcla de rabia y socarronería una de esas situaciones que a muchos de nosotros nos ha pasado en alguna jornada montera. 



Al llegar al puesto, lo habitual es observar pasos, huellas, suelos removidos, gateras, zarzas aplastadas, excrementos, hozadas...   Preparados los aperos y con el arma en ristre, van pasando los minutos y es inevitable que salvo que nuestro oido nos alerte de movimiento o ladras, bajemos la atención de manera paulatina.
El jabalí prefiere quedarse "azorrado" pero si le aprietan las rehalas, no habrá casi nada que se le ponga por delante... Pero también se moverá cuando sienta calma en busca de escape...
Una miradita al móvil...  abrir el taco.. beber... encender un cigarro.. distraernos con algún ave o libre... El jabalí, nuestro "adversario intimo" es taimado y cuidadoso... y casi siempre, esperan esos vacíos para dar el salto al cortadero... 
Todo montero sabe que si no oímos al animal acercarse, en un cortadero medio, tenemos muy muy poco tiempo para encarar y disparar. Y lo cierto es que en un cortadero con un cazadero de 180º, es imposible tener ojos en la coronilla...

Pues como reza la coletilla "pasa hasta en las mejores familias", me contaba Fernando que este fin de semana pasado, justo en un "silencio" montero... dejo apoyado su rifle en un árbol mientras atendía otros menesteres... y justo en ese momento, por el rabillo de ojo, vio el salto del cochino al cortadero, en un "calambre" encaró el rifle pero ya era demasiado tarde... bajo la guardía y miro al cielo con gesto de "juramento"... y en ese momento saltaba un segundo marrano... repitiendo la maniobra, tampoco llegó a poder hacer disparo... nuevamente bajo la guardia para mascullar algún juramento que dejo a vuestra imaginación.... cuando por fin, salta el tercer marrano.. y a este le dio tiempo a poder enganchar un tiro trasero...

Me recordó una situación similar, en mi caso con dos cochinos...  que nos ha pasado a todos!!!

Situaciones que nos acompañarán en nuestras vísperas de jornada de caza... lances perdidos... lances inacabados...

1 comentario:

  1. Amiiiigo joaquin, fue un placer conocerte este fin de semana. Eres un tio genial y me lo pase fenomenal.

    Que me vas a decir de los cochinos, que a mi me paso, este mismo fin de semana uno al que le pude tirar una bala y otro al que ni siquiera vi y que solo me lo puedo imaginar por los comentarios del postor que desde su puesto le vio como se reia de mi. En fin a criar

    Un abrazo

    ResponderEliminar